New

Agora mesmo

Dacuando veo muertos -como-y diz Haley Joel Osment, nel papel de Cole Sear, a Malcom Crowe, qu’interpreta Bruce Willis, na película “El sexto sentido” del realizador indiu M. Night Shylmalan-, y esta mañana de fin de branu vien de pasame una vuelta más de la que...

Covid

Alcordéme estos díes de descansu d’una hestoria del llexislador Zaleuco de Locris que nel sieglu VII enantes de Cristu pasó por ser ún de los xueces más honestos del so tiempu. Y ello fue qu’a un fíu d’él acusánralu d’un delitu de desórdenes públicos por ebriedá y...

Dereches

Vengo d’una llingua que conserva los nomes de los trabayos vinculaos a la tierra y de la propia tierra, que conserva les maneres afayaíces de falar cola xente de casa y los amigos y de falar d’amor de la manera más guapa y de dirixise a dios o a la virxen de los de...

Brinde

Siempre torno a Walt Whitman como’l que torna a casa, como’l cristianu que siempre alcuentra dalgo eterno nel evanxeliu según san Xuan o l’hindú siguidor del vedanta advaita que lo afaya nes declaraciones del pensador Sankara, o meyor, como’l que llevanta una copa de...

Un palaciu

Por ser educáu pa príncipe, yo tamién tuve l’aquel –el privilexu- d’estudiar nun palaciu barrocu que fuera enantes castiellu medieval, cola más grande parte de les aules en torno a un patiu de galería corrida que descansaba sobre doce columnes toscanes y que tenía...

L’amor

Yo vengo d’una hestoria d’amor que siempre cuento y de la que tengo escrito en bien de momentos y en bien de llugares y que refier a mios padres de los qu’aprendí qu’amar nun ye nada xenético sinon dalgo que s’aprende y de lo que sigo aprendiendo. L’amor que mueve’l...

Cai

Quiero quedar equí. Nun me quiero despidir d’esta puerta de fortín de cuentu pela qu’accedo a La Caleta y dende la que llevo díes viendo los colores cambiantes del atapecer. Toi con quien quiero tar nel llugar que quiero tar de la que cai la tarde pa volver selino la nueche. Nun quiero salir d’esta toalla sobre l’arena que me sostién demientres suaño –pela fin suaño- con xente que tuve equí, con xente que quixe tanto y yá nun ta, con amigos a los que me prestaría dici-yos esta ye la mio casa, esta siempre fue la mio tierra, esti l’aire que siempre quixe respirar, esta l’agua salao que me devolvió la vida. Vuelvo d’hoteles de cientos d’estrelles onde me dieron preba de lo que llamaben verdadero: silenciu, respetu, materiales nobles, detalles que faen la vida más fácil. Pero, en nada, siento a Camarón canta-y a la bahía y pierdo’l norte, pierdo la guía infinita de la estrella del norte, pierdo’l camín d’estrelles que tuvo de llevar a la xente mío a pensar que taba en casa naquel norte. Y agora que vuelvo a esi norte, voi echar muncho de menos pasear a la tarde peles cais enllenes de lluz, la decoración que tiende a lo cenciello, pero más que nada voi echar de menos el placer carnal del agua, esi agua del únicu Atlánticu nel que soi a bañame y volver a nacer, esti mar de reflexos de plata que perdona los pecaos con agua y los absuelve cola precisión d’unes manes cariciándome’l pelo.

¿Tendré de pasar el día viaxando y nun aparando y la nueche durmiendo en cames d’hoteles como mendigu que fuxe del pasáu? A la mañana sonríeme la distancia de lo que llamo casa y a la tarde llórenme los güeyos de la lluz del camín y de la lluz inmensa que me recibe cuando entro por Puerta Tierra. Los díes pasen cuando toi fuera d’equí y toos ellos en dalgún momentu me devuelven a esta lluz. Tuve un amigu va cuarenta años nesta ciudá y vine un día a velu, yera una amistá de va poco y quiximos recordánosla bebiendo y comiendo como si nada pasara entemedies, como teniendo poco que dicinos y mucho que falar. Sigo viendo al amigu nes cares de los que pasen al delláu, pero’l tiempu fízome escaecer el nome y de xuru que nos cambió tamién el rostru. Pero fui feliz equí porque un día tuve un amigu que m’enseñó a vivir con poco más que la mar y la lluz y agora vuelvo a selo una vuelta más. Quiero quedar equí.

Compartir:

Anterior

Siguiente