New

Agora mesmo

Dacuando veo muertos -como-y diz Haley Joel Osment, nel papel de Cole Sear, a Malcom Crowe, qu’interpreta Bruce Willis, na película “El sexto sentido” del realizador indiu M. Night Shylmalan-, y esta mañana de fin de branu vien de pasame una vuelta más de la que...

Covid

Alcordéme estos díes de descansu d’una hestoria del llexislador Zaleuco de Locris que nel sieglu VII enantes de Cristu pasó por ser ún de los xueces más honestos del so tiempu. Y ello fue qu’a un fíu d’él acusánralu d’un delitu de desórdenes públicos por ebriedá y...

Dereches

Vengo d’una llingua que conserva los nomes de los trabayos vinculaos a la tierra y de la propia tierra, que conserva les maneres afayaíces de falar cola xente de casa y los amigos y de falar d’amor de la manera más guapa y de dirixise a dios o a la virxen de los de...

Brinde

Siempre torno a Walt Whitman como’l que torna a casa, como’l cristianu que siempre alcuentra dalgo eterno nel evanxeliu según san Xuan o l’hindú siguidor del vedanta advaita que lo afaya nes declaraciones del pensador Sankara, o meyor, como’l que llevanta una copa de...

Un palaciu

Por ser educáu pa príncipe, yo tamién tuve l’aquel –el privilexu- d’estudiar nun palaciu barrocu que fuera enantes castiellu medieval, cola más grande parte de les aules en torno a un patiu de galería corrida que descansaba sobre doce columnes toscanes y que tenía...

Alegría

De la qu’aportó San Marcos a Alexandría a predicar l’Evanxeliu rompiera contra una roca la sandalia nel desembarcu y, con too, dio gracies a Dios de les bondaes del viaxe. Esto fue lo que m’aprendieron en casa, a sentir como un bien l’alegría mesmo de vivir, mesmo de...

L’amor

Yo vengo d’una hestoria d’amor que siempre cuento y de la que tengo escrito en bien de momentos y en bien de llugares y que refier a mios padres de los qu’aprendí qu’amar nun ye nada xenético sinon dalgo que s’aprende y de lo que sigo aprendiendo. L’amor que mueve’l sol y les estrelles, que quedó escrito al final de la comedia más divina y que llevo na piel. Asina ye’l amor, estos, y tamién bien d’otros, son los mandamientos del amor y de la vida y son cuatro y que faigo por aprender col mio exemplu pequeñu a los mio fíos, d’igual manera que lo aprendí de mios padres. Enxamás nunca te sientes a la sombra de la vida. Enxamás nunca digas que te das y que nun sigues. Enxamás nunca desfaigas les maletes cuando aportes al hotel de los deseos. Y yá, pa enxamás siempre, nun escaezas que ye fácil vencer a cada ún de nosotros, pero a los dos ye dafecho imposible. Y asina digo: tengo de llevate de la mano pa private del encantu de la dulda y mostrate un llugar que nun conozo, un llugar del que vuelvo y al que vuelvo contigo.

Asina ye l’amor: el que dulda nun ama. Estos, dixera Agustín d’Hipona, son los mandamientos del amor y son tres. Ama y fai lo que quieras. L’amor véncelo too. Si quies que t’amen, ama. Agora tamién podéis dicilo comigo. La verdadera patria ye la xente qu’amamos. A la vera nuestra, acompañándonos al delláu, siguen tolos qu’amamos y nos amaron tanto. Salve a tolos que nos aprendieron la sonrisa. Y a amar.

Porque enxamás dexé d’amar vuelvo a Dante, al primer sonetu que compusiera cuando alcontró al so amor y que cantaron pelos sieglos los xuglares, troveros y cantadores, y diz asina: “Pa l’alma qu’aprisiona esti camblor / escribo la razón de mios pesares / pa que me lo digáis bien a les clares: / salú nel nome d’él, que ye l’Amor. // Malapenes la hora d’alredor / del tiempu les estrelles rebiyares, / d’esmenu apareció a los mios mirares / aquella que remembro con tremor. // Aquel Amor d’allegre llamarada / el corazón na mano detrás d’ella / vistida d’entetiempu, que ye nada. // Mio presencia despiérta-y la mirada; / la veo qu’un sospiru ella resuella / y márchase depués esconsolada”. Y si vuelvo nacer voi volver facelo, voi aguardar que pase baxo la mio ventana y voi llograr dar con ella anque s’escuenda. Voi volver a invitala a mirar la mar de frente, a apartai’l cabellu de la so cara y a aguardar mirándola ententes a que me dé’l besu de la esperanza.

Compartir:

Anterior

Siguiente